Extracción de Aceite Vegetal

Limpieza y Secado

La materia prima que llega a la planta tiene que ser limpiada para remover materias extrañas. Esto aplica particularmente a arena/silicato y hierro que podrían dañar los equipos de preparación de la planta. Para algunas semillas o para algunos procesos la humedad del material que ingresa tiene que ser controlado y equilibrado para una mejor eficiencia en las operaciones subsecuentes.

Preparación mecánica

La mayoría de la materia prima tiene que romperse para reducir el tamaño de las partículas y asegurar una cocción apropiada. Posteriormente son calentados en equipos de cocido y condicionado, por consiguiente su humedad es controlada además de suavizarse antes de las siguientes operaciones mecánicas. Después del cocido, los granos molidos son aplanados en hojitas para romper las células de aceite y por consiguiente el aceite mas disponible para la posterior extracción con solventes o prensado mecánico.

Prensado

Las semillas oleaginosas conteniendo más de 20 a 25% (colza, girasol, algodón…) son generalmente prensadas mecánicamente con el fin de extraer la mayoría del aceite disponible en la materia prima. Esta operación se hace a través del prensado completo para una máxima recuperación del aceite dejando hasta 5 a 10% en la última pasta la cual es comercializada como tal o a través de una operación de pre-prensado a baja presión produciendo una pasta con mayor contenido de aceite residual que es posteriormente recuperado en la planta de extracción con solventes.

Descascarado

Las plantas de extracción de aceite producen un producto terminado sólido además del aceite extraído; este producto (pasta o harina) se lo utiliza normalmente como un componente importante para recetas de alimentación animal. Dependiendo del destino de la harina, su contenido de proteína tiene que ser incrementado a menudo y su contenido fibroso minimizado. Estas características se consiguen generalmente a través de operaciones de decorticación o descascarado que separan la parte externa de la materia prima antes de extraer el aceite.

Extracción

En el extractor de solventes, los sólidos (Hojitas de las máquinas de “flaking” o pastas de las pre-prensas) son transportados través de los equipos mientras una mezcla de hexano y aceite (miscela) es rociada en contra corriente. El extractor produce entonces sólidos desaceitados conteniendo solvente y miscela.

Desolventización

Los sólidos desaceitados que salen del extractor son transportados a un equipo dedicado que remueve completamente el solvente restante mientras preserva la calidad de la harina: el desolventizador. Este aparato es combinado en general con secciones adicionales para el secado y enfriado de la harina para el almacenaje requerido y los parámetros del mercado.

Destilación de la Miscela

El solvente contenido en la miscela es removido completamente al vacío a temperatura óptima para preservar la calidad del aceite.
El solvente de la destilación así como el removido en la etapa de desolventización de la harina son reciclados al extractor.

Recuperación de solvente

Siendo que el aire que entra al proceso junto con el material alimentado hacia el extractor está cargado de solvente, cuando es removido de la planta pasa primero por una columna de absorción especialmente diseñada para limitar la emisión a un nivel aceptable.

Tratamiento de harina

La harina extraída es generalmente sujeta a tratamientos posteriores, incluyendo molienda para obtener la granulometría o peletización requerida para reducir su volumen en el transporte.